Marzo 2013, ya llevaba más de 15 días viajando por varias ciudades de China con unos amigos y en todos los hoteles a donde íbamos el desayuno estaba incluido. Además era buffete, un verdadero manjar para iniciar el día y en todos ellos había encontrado una variedad de nuestro #PERUANISIMO arroz chaufa, pero que en sus cartas está como fried rice.

En esta ocasión estaba en Shanghai para visitar una feria y era el primer desayuno en este hotel, como es natural (en mi y en la mayoría de los peruanos) un #PeruanoQueSeRespeta busca su arroz, total había encontrado mi chaufita en todos los restaurantes anteriores.

El asunto es que no encontré el chaufa, la chica de la foto (quisiera acordarme su nombre, pero no puedo…) que estaba encargada del restaurante se me acercó a preguntarme si todo estaba bien y si me podía ayudar, le pregunte por el plato en mención y me dijo que no había ese plato en el desayuno, sólo en los almuerzos y cenas, ante lo cual asentí y resignadamente procedí a darle curso a los otros manjares de la mesa.

Al día siguiente bajo a desayunar, me recibe la misma chica, me acompaña a la mesa del buffete y me dice: que si requiero ayuda ella está para eso, le respondo que no se preocupe, cargo en mi plato la “primera ronda” mañanera y vuelvo a mi mesa. Allí me esperaba la Chinita con una sonrisa que la hacía más China…  en la mesa había un plato de chaufa… Es una de las pocas veces en los últimos tiempos en que dije un WOW!!!!… Qué increíble, esta chica había tomado nota de lo que pedí el día anterior, hizo lo que tenía que hacer y al día siguiente tenía mi plato favorito en la mesa HECHO PARA MI… ya que no había el plato en la mesa de buffete, probablemente esta es una política de servicio al cliente de este hotel. Lo cierto es que nunca me olvidaré de esta anécdota, que aunque pueda parecer doméstica, grafica claramente la importancia de sacarle un “WOW” al cliente. Definitivamente no es el mejor hotel de Shanghai , pero quedó grabado en mi recuerdo. De seguro la próxima vez que vaya iré al mismo hotel, ya que me hicieron sentir importante.

Tú que te dedicas a ventas, cuántas veces has escuchado a tus clientes activamente?… sabes lo que quieren?… sus necesidades y expectativas?…te has preocupado por satisfacerlas?…preocúpate por sacarle un “WOW” a tu cliente, hazle sentirse importante y estarás generando relaciones a largo plazo.