Si algo en Mercadeando S.A. tenemos en común con Paolo Guerrero es el amor infinito por el Perú y por nuestra profesión, con el perdón de Paolo por compararnos con él.

En tal sentido, nadie espere en este artículo ecuanimidad ni objetividad, es un manifiesto profesional y personal, una protesta indignada, una vergüenza destapada.

Vanessa de Oliveira ha ejercido la prostitución y, según su propia biografía, se vanagloria de haber tenido sexo con 5,000 hombres.

Con un olfato para los negocios que haría palidecer a muchos empresarios, se hizo muy conocida en el Perú a raíz de la publicación de sus memorias como meretriz que compiló en un libro llamado: “100 Secretos de una Dama de Compañía”, que fue presentado en el Perú el año pasado.

Posteriormente, su venta de negocios se encausó por la autoayuda con la publicación posterior de otro libro llamado: “Si él te engañó, es su problema”, en el que busca levantar la autoestima de damas que han sido engañadas por sus parejas luego de tantos años de estar levantando –amén de otras cosas– las de los caballeros con su esforzada actividad.

Cerró el círculo con una perfección digna del mejor estratega: como prostituta hacía que los varones engañen a sus parejas, y ahora a las parejas engañadas les vende su libro para que se sientan mejor.

Hasta allí su negocio, su mercado, su estrategia.

Pero aunque usted no lo crea, esta meretriz[2] se está presentando en el Perú como Conferencista Internacional de Marketing, el 21 de Julio en la Cámara de Comercio de Lima. Ventas en Teleticket.

Ni mezclando el arte de Federico Fellini con la visión de Salvador Dalí, sazonándolo con el talento de Quentin Tarantino y coronándolo con rodajas de la lectura de Franz Kafka hubiera podido surgir una propuesta tan surrealista, tan ajena, tan dramática para los que amamos el Marketing.

Tan vergonzosa, pero a la vez tan natural, tan lógica, tan obvia.

Y es que es lógico, era de esperarse.

El mayor banco del país, el BCP, ha confesado que durante décadas se enfocaba en vender y no en los clientes; si la más grande transnacional de alimentos apela a engaños y medias verdades para lanzar la promoción de su chocolate emblema.

Si docenas de “marketeros” andan por allí reconociendo que su objetivo es vender sin importarles un comino el consumidor.

¿Por qué podríamos criticar que una meretriz se erija como uno de los nuevos paradigmas del Marketing bajo el lema: Todas las armas están permitidas? como reza su panfleto.

Pero nosotros sí podemos criticar y lo hacemos, sí podemos denunciar y lo hacemos, sí podemos desmarcarnos y lo hacemos.

Lo que la Srta. De Oliveira hace NO ES MARKETING, en el mejor de los casos es un tema de ventas y punto, no hay nada de malo en eso, tiene todo el derecho a ganarse la vida como le parezca, lo malo es pretender llamar a eso Marketing sabiendo que no lo es.

¿A alguien en su sano juicio se le podría ocurrir que esta Srta. Vanessa de Oliveira pudiera presentarse en el Perú a dictar una conferencia sobre ingeniería, gerencia, medicina o arquitectura?

Evidentemente que no, esas cosas solo le pueden pasar a una profesión tan mal “marketeada[3]” como el Marketing.

¿Dónde está la Sociedad Peruana de Marketing?

O ¿El Instituto Peruano de Marketing encabezado por el gran Jaime Montesinos, uno de los pioneros en introducir el Marketing en el país?

¿Y Julio Luque, Rolando Arellano, Alfredo Torres, Aquiles Pérez?

¿Los Directores y Decanos de las Facultades y Escuelas de Marketing del país?

¿Los cientos y miles de “marketeros” y/o “mercadólogos”?

¿Se quedaron con el XI CAMP[4]?

¿A nadie le da vergüenza ver que una meretriz sin formación académica alguna en nuestra profesión se venda como gran experta en el tema en nuestras narices, reforzando y machacando el malhado posicionando en el mercado el concepto “Marketing=ventas”, por no decir que –técnica y literalmente– está prostituyendo nuestra profesión?

Y para los que crean que nos estamos rasgando las vestiduras exagerando, les apostamos un cebiche con cerveza en La Mar ® a que, conociendo que el morbo es el leit motiv de la prensa local, es muy pero muy probable que la cobertura mediática que logre esta señorita sea de regular intensidad, lo cual no hará sino que ella venda –o se venda, que para este caso es lo mismo– dejando escrito en el imaginario popular que el Marketing es eso: vender como sea.

Nosotros sí nos oponemos

Nosotros queremos dejar sentado que lo que sea que esta Srta. hace NO ES MARKETING, es una forma enfocada desde su profesión de meretriz de manipular a los clientes para venderles.

Quien quiera ir a su presentación es totalmente libre de hacerlo, solamente tenga presente que Marketing no es.

Invitamos a todo aquel que siente que el Marketing es su profesión y su pasión a no quedarse callado, a protestar, a indignarse, a compartir su molestia.

Los que no lo hagan, simplemente no se quejen luego que vuestros clientes o empleadores empresarios les contraten para vender y no para hacer Marketing, para organizar promociones vistosas con degustadoras o impulsadoras en micro-falda sin importarles la satisfacción del consumidor, para quedarse empantanados en el gnitekram.

Si no somos parte de la solución, somos parte del problema. 

© Mercadeando S.A./ Centro de Innovación Tecnológica en Marketing

Julio 2012

Presidente:   Luis Fernando Zelada Briceño

 


[1] La Srta. De Oliveira ha señalado que considera ofensivo el término “prostituta”, así que por delicadeza para con ella, usaremos un sinónimo.

[2] Para los puritanos, uso el término en tiempo presente refiriéndome a su profesión, la cual ella no solo ha confirmado en numerosas ocasiones sino de la que además se siente orgullosa, así como a un ingeniero se le llama así aún cuando se haya jubilado y hasta su muerte, no vería el inconveniente de aplicar la misma fórmula en este caso.

[3] Usamos este término coloquialmente por ser de uso popular y a efectos de dejar entendernos, conceptualmente es un error pues debería hablarse de “publicitarse” o “posicionarse”, aunque también nos gusta el efecto paradójico que genera el fraseo.

[4] No se pierdan el siguiente artículo de este Blog sobre el CAMP y las pasadas de revoluciones.