Una de las taras o falsos paradigmas que históricamente arrastran los marketeros es la famosa diferenciación, estrategia institucionalizada en 1980 por Michael Porter como una de las 03 estrategias competitivas, y que para muchos es poco menos que un dogma de fe, perdiendo de vista que bajo un enfoque mercadológico, la diferenciación es simplemente una estrategia, tan válida como la imitación o la copia ya que son caminos a seguir para el logro de los objetivos de la empresa en el mercado. El caso de Andrews ®, marca altísimamente posicionada bajo el producto Sal de Andrews, en su ingreso al mercado de los jarabes o suspensiones digestivas nos muestra las ventajas de usar la imitación como estrategia: el color rosado intenso utilizado no es casualidad alguna, es un aprovechamiento del sólido posicionamiento del color emblemático que por años ha caracterizado a Bismutol ®, de esa manera, se capitaliza este posicionamiento y se acortan los tiempos en la etapa de introducción en la curva de ciclo de vida del producto. Imitar, acortar, ganar.

Si deseas profundizar más en el tema, te recomendamos el siguiente articulo:  http://bit.ly/2yjpyA0

País                       :        Perú

Ciudad                    :        Lima

Sector de Negocios   :        Medicinas

Fecha de Toma        :        Octubre,2018

Ubicación       :        Góndola tienda

Ojo con         :        Imitación & posicionamiento

Marketómetro: