Juan y Rosa están de novios, ambos andan  muy entusiasmados ya que pronto se casarán, el momento que ambos han soñado, han hecho un gran esfuerzo por ahorrar y van a hacer una boda de ensueño que haga honor al gran amor que ambos se profesan y sienten que será para siempre.

A Juan le gusta el fútbol y todos los Jueves en las noches se reúne con sus amigos a jugar y luego de eso vienen las infaltables cervezas y la plática semanal. A Rosa no le gusta eso, pero no se lo dice explicitamente a Juan , pero a sus amigas les dice que una vez que se casen eso se va a acabar, Juan por su lado piensa que esa rutina continuará en el futuro por que a él le gusta y además ella “lo conoció así”…

La boda se realiza y Rosa hace explicito su pedido, a Juan no le gusta, pero con el fin de complacer al amor de su vida accede, pero en el fondo no está contento, pero la luna de miel de alguna forma parcha el “dolor” por un tiempo, pero la luna de miel tiene su duración y las fricciones de la convivencia empiezan a a aparecer y en alguna de las peleas naturales Juan le recrimina a Rosa la “restricción”… lo demás es historia conocida, pero que paso aquí ??….complementaré con un ejemplo de la vida profesional y laboral.

Una empresa dueña de unas marcas importantes contrata a una empresa la distribución de sus productos, esta es una empresa que tiene mucho foco en el merchandising, en los check outs de los autoservicios y en todo negocio en donde haya puntos de caja. El distribuidor por su lado tiene un gran expertise , pero en exhibiciones de góndola, no así en los check outs , ambos empiezan a trabajar con las mejores expectativas, pero las propias… el fabricante con su foco en los puntos de caja y el distribuidor en las góndolas, no pasa mucho tiempo y hay una visita de supervisión de los ejecutivos de la región y estos hacen una severa llamada de atención ante el “mal trabajo” que están viendo, evidentemente hay un desconcierto y finalmente se llega a la conclusión de que inicialmente no se “setearon” las expectativas y ambas empresas estaban trabajando por caminos distintos.

Ambas historias tienen algo en común, no se alinearon las expectativas, cada uno tiene las suyas y trabaja o actúa en función de ellas, pero no podemos pretender estar en la mente de las otra persona ( o empresa ), esto suele ocurrir con mucha frecuencia en el ámbito personal o profesional cuando al inicio no se establecen las tareas, roles, objetivos, etc , como puedo decir que hay un “mal trabajo” cuando nunca te dije lo que era un “buen trabajo” ???…como podemos hacer para alinearnos ??.. algunos tips de mi propia cosecha:

  • ESTABLECER LOS OBJETIVOS CUANTITATIVOS:  Al inicio de cualquier relación deben quedar claramente establecidos los números, estos deben ser negociados, ya que por lo general uno siempre quiere mas que el otro, pero el que va a ejecutar debe ser claro en la probabilidad de lograrlos y poner en claro cuales son los temas de mercado que podrían dificultar el cumplimiento.
  • ESTABLECER EL ALCANCE: En una relación comercial no todo son los números de venta, ya que finalmente la venta es la consecuencia de una ejecución, por ejemplo si yo quiero penetrar provincia ( interior del país), debo tener claramente definida, cual es la capacidad de mi socio de hacerla, de lo contrario las expectativas no estarán  alineadas y los conflictos no tardaran en llegar.
  • TRASLADAR EXPLÍCITAMENTE TEMAS VITALES DEL NEGOCIO: En nuestro ejemplo vimos que la estrategia del fabricante era tener una sólida presencia en los puntos de caja, esto debe trasladarse con toda claridad, ya que de lo contrario se están desperdiciando valiosos recursos (personal, tiempo, dinero, etc) en actividades que para una de las partes no está generando valor.
  • ACCIONES PARA REFORZAR EL PUNTO ANTERIOR: No basta con decir que cosa es la que queremos, lo importante es ponerse de acuerdo o hacer una estrategia para ir CONSTRUYENDO UNA CULTURA que vaya en el camino correcto, esto puede incluir ( para nuestro ejemplo) visitas de campo periódicas de los principales ejecutivos de la empresa a los puntos de venta, capacitar PERMANENTEMENTE  a las personas que finalmente ejecutarán la tarea.
  • ASIGNAR A UN RESPONSABLE:  El Sr TODOS al final es un DON NADIE…. Usualmente cometemos el error de decir que todos somos los responsables, pero esto ( a mi modo de ver) no funciona , para una tarea especifica e importante debe haber un responsable, alguien que se gane los “porotos” o que sea el culpable….
  • ASIGNAR RECURSOS: En el mundo corporativo de buenas intenciones o de acciones románticas no se vive, si queremos hacer algo hay que asignar recursos a las personas responsables, esto puede ser personal de campo, tecnología, material de apoyo, etc.
  • FINALMENTE SER COHERENTES EN EL TIEMPO: Todas las anteriores son importantes, pero de pronto esta es una de las más…si estos esfuerzos son aislados, esporádicos o intermitentes, no tendrán la contundencia requerida, construir una cultura no es fácil y el factor tiempo es vital, convertir  una serie de comportamientos y acciones en hábitos toma tiempo, el tiempo y la repetición harán que en el mediano/largo ( NO en el corto ) plazo vayamos construyendo una cultura poderosa.

Los matemáticos lo explican todo con fórmulas y números y la FELICIDAD no es una excepción y dicen que hay una fórmula:

FELICIDAD=REALIDAD-EXPECTATIVAS. 

Si eres una dama imagina que un día cualquiera te llama tu esposo(o pareja) y te dice que te está llevando flores, tú lo esperas ansiosa y cuando llega el romántico y detalloso personaje tiene en su mano una rosa ( una sola ), muy hermosa, pero de pronto tu esperabas un arreglo mas grande y pomposo, en una escala del 1 al 10 cuánta es tu felicidad ??

Segunda opción, tu pareja no te dice nada y llega un día cualquiera a casa con una linda flor en la mano y te la entrega diciéndote “esta  rosa no es mas hermosa que tú”… nuevamente en una escala del 1 al 10, cómo puntuarías tu felicidad ??… de seguro mucho mas alta que la otra alternativa..

Pero que pasó ??…si finalmente igual fue la misma rosa, por que tu felicidad es distinta en ambas ocasiones, la diferencia es la EXPECTATIVA , esta determina nuestro nivel de felicidad y cuando nuestra expectativa es CERO cualquier acción hará que la “ECUACIÓN SALGA POSITIVA”, por eso es muy importante que siempre hagamos algo más, ya sea en nuestra vida personal o profesional, cuando tu entregas algo, sin que la otra persona lo espere estarás construyendo una ecuación positiva y generando felicidad en tu entorno.

Que tengan una buena semana.

Orlando Borja Añorga.

@oborja007